Hace algunos años cuando apareció la PlayStaion 2, se formularon afirmaciones como que el chip de esta cosola podría servir para dirigir misiles, que Hussein había comprado 5000 unidades, bueno casi todo tipo de rumores, catalogando a este producto de SONY como “máquina peligrosa”.

Pues bien, hoy me encuentro con la noticia de que el ejército americano ha comprado la nada desdeñable cifra de 300 consolas PlayStation 3. Concretamente, la adquisición se ha producido por parte del USAF (la fuerza aérea de los Estados Unidos) que han afirmado que la razón para hacerse con las consolas es de investigación.

Al parecer todo tiene que ver con un experimento llevado a cabo por los laboratorios de la fuerza aérea. Parte imprescindible de dicho experimento es el ensamblaje de procesadores Cell en una cantidad elevada, y el procesador incluido en PlayStation 3 es el único en el mercado que cumple con las características necesarias a un coste adecuado.

La máquina en cuestión, con el nombre en clave de Roadrunner, comenzó a construirse en 2006. Desde luego, si es algo que necesite 300 procesadores Cell, sin duda tiene que realizar una labor importante. Lo que no deja de resultar irónico es que sea más rentable comprar 300 consolas PS3 de 40 GB en lugar de los procesadores por separado.

Eso sí, sin duda es una publicidad estupenda para Sony. Y gratuita.

Fuente: Destructoid

Anuncios