La Escuela de Escritores convoca a todos los internautas a celebrar el Día del Libro de este año de una forma diferente: revelando “el libro que seríamos si las personas fueran libros”. Del 1 al 23 de Abril se podrá rellenar en la página de la Escuela un formulario presentando un libro que por sus características o por las circunstancias en las que lo leímos está tan unido a nosotros como para considerarlo nuestro otro yo.

“Todos tenemos un libro ─novela, poemario, libro de cuentos, libreto, obra de teatro, ensayo─ al que no solo debemos agradecer la pasión que sentimos por la Literatura, sino que marcó el rumbo de nuestras vidas. Por tanto, no se trata de escoger el mejor libro escrito jamás, sino aquella obra que, al leerla, nos cambió para siempre.”

Los profesores de la Escuela ya han empezado a aportar los libros con los que se identifican para animar a todos a participar. Lorenzo Silva escogería ser El Proceso de Kafka (Porque habla de un concepto clave: la culpa), Soledad Puértolas sería Escapada de Alice Munro (La vida deambula, los personajes deambulan, la prosa de Munro fluye) y Andrés Neuman los Poemas póstumos de César Vallejo (Pocos autores han escrito libros que fueran tan personas).

La identificación entre individuo y libro será llevado a sus extremos más bradburianos el 23 de Abril de la mano del Proyecto Fahrenheit 451. Como ocurría en la novela, varias personas se harán depositarias biológicas de un libro memorizándolo por completo y recitándoselo a los demás.

Así que venga: ¿quién se anima a sacar y compartir su doble-yo literario? Imagino que si tuviera que ser un libro yo sería el de Apuleyo, El Asno de Oro. Por motivos más que evidentes…

Fuente: Papel en Blanco

Anuncios